Alergia psicosomática

Como bien sabemos, las alergias son producidas por una reacción anómala de nuestro organismo ante un elemento ajeno a nuestro organismo conocido como alergeno.

Alergias psicosomáticas

Alergia psicosomática

Evitar una reacción alérgica se puede lograr evitando el alérgeno que la ocasiona o, al menos, reducir la exposición en tiempo. Pero en ocasiones la reacción alérgica no parece estar asociada a un alérgeno y si, además, parece desencadenarse en momentos de estados emocionales concretos, puede que estemos ante una reacción alérgica psicosomática.

Por supuesto en el caso de las alergias psicosomáticas evitar el alérgeno desencadenante es mucho más complicado. Entonces, ¿cómo podemos tratarlo o prevenir la aparición de los síntomas?

Tratamiento y prevención

Como siempre recomendamos, lo primero que debemos hacer es consultar con un médico y solicitar una prueba de alergias, para descartar los alérgenos potenciales más comunes. En caso de estar sufriendo una alergia psicosomática, lo más probable sería que no se encuentren alérgenos reactivos en la prueba ya que las reacciones suelen ser provocadas a los momentos de tensión y estrés.

Evitar entonces estas situaciones de estrés se convierte en un factor esencial para la mejoría y a modo preventivo. Para ello podemos recurrir a terapias de relajación, antiestrés, ejercicios de respiración, etc.

La práctica de deportes como el yoga y el tai-chi, disminuyen el estrés al tiempo que te ayudan a mantenerte en forma.

Pero al igual que el resto de alergias, las psicosomáticas se pueden tratar con los mismos medicamentos como los antihistamínicos, corticoides, broncodilatadores, siempre recetados por tu médico y siempre específicos para cada caso en particular.

En ocasiones el estrés y la ansiedad vienen dados por conflictos emocionales profundamente arraigados, entonces es posible que debamos acudir a psicoterapia, pero como siempre será el médico el que nos ha de recomendar uno u otro tratamiento a seguir.

Se puede conseguir tener controlado y superar este tipo de alergias, tomándose la vida con más calma, evitando las situaciones que nos producen estrés y que terminan desencadenando la reacción de nuestro sistema inmunológico.

Y recordad que como siempre recomendamos, no te automediques, puede ser peor el remedio que la enfermedad, acude a un médico y déjate aconsejar por este, el te asignará el tratamiento más adecuado.

Imagen | Xanetia

Leave a Reply

  

  

  


seis × = 18

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>