Cómo curar una alergia

Curar Alergia

Tratamiento alergias

La única “cura” conocida y eficiente contra la alergia es la inmunoterapia. Esta es la ultima opción a la que recurre el alergólogo, ya que supone un tratamiento prolongado en el tiempo, y que habitualmente se puede evitar aislando al alérgico del alérgeno.

Los antihistamínicos y corticosteroides no curan la alergia, tan sólo actúan sobre los síntomas, por el contrario, la inmunoterapia busca readaptar el sistema inmunológico para que este responda como debería ante un alérgeno en concreto.

La inmunoterapia

Consiste en el fortalecimiento del sistema inmunológico, reducándolo e insensibilizándolo ante el alérgeno que afecta al paciente. Para ello se expone al paciente al alérgeno en cantidades controladas, para que su organismo se adapte, como una vacuna.

El tratamiento es prolongado, de tres a cinco años, y es a base de inyecciones. Lo prolongado del tratamiento y su modo de aplicación lo vuelve un poco incomodo de seguir para muchos pacientes, Por lo que los pacientes prefieren tratar los síntomas en los momentos puntuales (como es el caso de los alérgicos al polen) o aislarse de los alérgenos, (como en el caso de mascotas, alimentos, etc…)

Conviene tener en cuenta que las alergias evolucionan y los síntomas con el tiempo no sólo serán más intensos, si no que además pueden ser mortales, como casos agudos de asma provocada por la alergia. Por lo que la inmunoterapia es de lo más aconsejable para aquellos que ya tengan algún caso importante de alergia, o les sea imposible aislarse del alérgeno.

Conviene tener en cuenta que la inmunoterapia ha de ser indicada y supervisada por un alergólogo, tanto las dosis, como duración de tratamiento. También es importante que una vez comenzado el tratamiento, se complete totalmente respetando los periodos para las dosis, siguiendo firmemente las indicaciones del médico. Pues es la única manera de que el tratamiento sea eficaz.

La medicina sigue avanzando a cada año, y ya se están desarrollando tratamientos de inmunoterapia consistentes en cuatro inyecciones a lo largo de un único año. Aunque está más orientada a alergias provocadas por el polen.

También existe la inmunoterapia sublingual, pensada para curar la rinitis alérgica, cuyos alergenos pueden ser ácaros, polen o epiteliales. Este tipo de inmunoterapia también es aplicable a los alérgicos al látex. El tratamiento también se alarga entre tres y cinco años, y de igual modo el paciente ha de ser constante con el tratamiento y no dejarlo hasta que lo haya concluido.

La ventaja de la inmunoterapia sublingual, es que evita a los pacientes la incomodidad de las agujas, ya que la dosis de alergeno entra en el organismo a través de la mucosa bucal.

La inmunoterapia, se utiliza también contra el cáncer, además de contra las alergias.

Imagen | Carlos Capote

Leave a Reply

  

  

  


+ seis = 15

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>