Alergias en colegios y centros infantiles

Si tenemos un hijo alérgico, podemos aliviar los molestos síntomas de la alergia en nuestro hogar con relativa facilidad, reduciendo o aislando el alérgeno en la vivienda.

prevención alergia infantil

Alergia en centros infantiles

Pero nuestro hijo ha de ir a la guardería, al colegio, y allí los padres ya no tienen tanto control sobre los alergenos, ¿o si?

Ante todo, a la hora de elegir un colegio o guardería para un niño alérgico, conviene preguntar a la institución, y comprobar personalmente, que nuestro hijo o hija va a estar protegido ante el alérgeno al que es sensible.

• Humedades: Debemos comprobar que no hay humedades en las aulas, gimnasio, etc. ya que la humedad no sólo es un criadero de hongos, si no que favorece junto con una temperatura adecuada la proliferación de ácaros. En este sentido aunque nuestro hijo no sea alérgico a ninguno de estos dos alergenos, hay que tener en cuenta este factor, dado que también es cuestión de higiene.

• Limpieza: Por lo general sería raro que en un colegio no contasen con un servicio a cargo de la limpieza diaria de la institución, pero no está de más cerciorarse. Si nuestro hijo o hija es alérgico a algún producto de limpieza, conviene comprobar y asegurarse de que los empleados por el equipo de limpieza no coincidan.

• Aire libre: Por lo que respecta a zonas de juego y deporte al aire libre, o incluso la situación geográfica, influirán dependiendo de la alergia que sufra nuestro hijo/a, en especial si es alérgico al polen. En este caso conviene que las zonas ajardinadas del colegio sólo se planten árboles hembra, ya que estos no producen polen. Así mismo, el jardín ha de estar cuidado y sin malas hierbas, ya que muchas como las gramíneas o las urticaceae entre otras son popularmente conocidas como alérgenos, en especial en primavera.

• Instalaciones: Evidentemente las instalaciones han de cumplir las normativas, salidas de incendios, extintores, ventilación e iluminación correcta, etc. Aunque no son factores que afectan a las alergias, también hemos de tenerlos en cuenta.

• Comedor: Debemos asegurarnos que en el comedor del colegio, si lo tiene, realicen menús específicos para alérgicos a determinados alimentos.

Otros factores que podrían reducir la carga de alérgenos en el ambiente que podemos tener en cuenta es asegurarnos de que disponen de purificadores de aire y deshumidificadores que puedan reducir las cargas alérgenas estaciónales o comprobar que los sistemas de aire acondicionado y ventilación reciben las inspecciones periódicas correspondientes, para evitar contaminaciones por aspergillus.

A la hora de solicitar la matricula, conviene notificar a la dirección, y al propio profesor, la alergia que nuestro hijo/a, y como deben reaccionar en caso de un ataque. Esta información nos la puede proporcionar nuestro alergólogo o el médico de cabecera.

Es sobradamente sabido que los niños alérgicos, cuando sufren los síntomas, reducen su efectividad en el colegio, y son más propensos a sufrir fracaso escolar, por lo que todos estos factores hay que tenerlos en cuenta, por su salud y por su futuro.

Leave a Reply

  

  

  


+ nueve = 14

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>