Purifiquemos el aire

purificar aire

Purifiquemos el aire

Qué mundo le queremos dejar a nuestros hijos ?… y no sólo a ellos, también deberíamos pensar en todos los seres vivos que pueblan y llena el planeta.

A veces parecemos olvidar que dependemos de un elemento químico llamado oxígeno que nos regalan muy amablemente todas las plantas; desde la más minúscula brizna de hierba al más imponente de los árboles…

A pesar de lo que dicen muchos agoreros y catastrofistas nunca la especie humana disfrutó de tantas y tan variadas comodidades y adelantos en todos los ordenes: científicos, médicos, tecnológicos….pero como todo en ésta vida hay un precio que debemos de pagar.

La calidad del aire se resiente, millones de partículas son arrojadas diariamente a la atmósfera. Y debemos de ser realistas, o acaso preferimos volver a las cavernas, calentarnos con fuego, andar en carros tirados por bueyes, vestirnos con bastas pieles, contar el tiempo por el sol, bañarnos en ríos y mares, dormir en fardos de heno, comunicarnos a voces o por señales de humo y tam-tam?….O, por el contrario, damos a un botón que enciende la calefacción, metemos la llave en nuestro potente automóvil con asientos envolventes, cubrimos el cuerpo con finos algodones, sutiles sedas, tecnológicos y protectores tejidos, una potente maquinaria nos indica qué hora es en cualquier parte del planeta, el simple giro de nuestra muñeca abre chorros de agua caliente o fría, mullidas y confortables camas facilitan el necesario descanso, y la simple presión de la yema de nuestros dedos deslizándose por un teclado nos facilita la comunicación nítida e inmediata con cualesquier rincón del globo?….

Pienso que ya no podríamos vivir sin todas estas comodidades; a pesar de que una gran inmensa mayoría de la población no las disfruta.
No quiere esto decir que sean menos felices, pues no echas de menos aquello que desconoces….

Pero está en las manos del mundo tecnológicamente más avanzado hacer todo lo humanamente posible para, al menos, purificar el aire que nosotros ensuciamos para hacernos la vida más muelle; evitar, con todos los medios a nuestra disposición, la enfermedades producto de la contaminación atmosférica como asmas, alergias, virus y demás pandemias que deterioran nuestra calidad de vida.

Ser conscientes y responsables hacía estos problemas es un desafío que, sólo nosotros como especie humana podemos y debemos resolver.

Luis Julio

Leave a Reply

  

  

  


× tres = 15

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>