Aire limpio y sin alergias en el jardín

Si te gusta tener un bonito jardín, cuidar y disfrutar de él, pero no puedes hacerlo por culpa de la alergia, no te desanimes. Con los siguientes consejos podrás tener un jardín de bajo impacto alérgico.

Aire limpio y sin alergias en el jardín

Sin alergias en el jardín

Para empezar, conviene saber si eres alérgico al polen o a la savia de determinadas plantas como el látex que contienen las higueras o los ficus.

Si eres alérgico/a al látex de plantas como los ficus o higueras, lo tienes bastante fácil, solo tienes que evitar plantar este tipo de árboles en tu jardín. Existen otros árboles y arbustos como los juníperos, cipreses o tuyas que irritan la piel cuanto ésta entra en contacto con las escamas que forman las hojas, de igual modo has de evitar estas plantas que se usan para cierres o rocallas.
Curiosamente la mayoría de las especies de plantas de los parques y jardines de las ciudades son machos y no es que esté pensando para aumentar los casos de alergias, sino que muy posiblemente la idea de no plantar árboles hembra, sea para evitar que éstos tengan frutos, que una vez maduros caerían y mancharían la vía pública. Y es comprensible en casos, ya que árboles como el Ginkgo Biloba no sólo su fruto al caer puede ensuciar, sino que además su olor puede no ser demasiado agradable. En cuanto al polen, hay que tener en cuenta su principal característica. El polen es producido por las flores macho, así que si en nuestro jardín tan sólo plantamos hembras, no tendremos tanta acumulación de polen.

A la hora de escoger las plantas adecuadas siempre buscaremos aquellas que sean hembras, o que apenas produzcan polen.

Existen setos como los Boj (buxus) y los ligustres (ligustrum) que tienen flores alérgenas, pero que con las podas periódicas no se les permitiría tener los brotes largos y jóvenes en los que se forman las flores. Así que con el mantenimiento adecuado son plantas que perfectamente podemos tener en nuestro jardín o, inluso, en una maceta con forma de bonsái.

Si alguna planta nos gusta, pero puede producirnos alergia y no queremos prescindir de ella, la pondremos lo más alejada de la casa especialmente de las ventanas y de las zonas de paso. Para evitar que posibles alérgenos invadan nuestro hogar, recuerda purificar el aire regularmente para eliminar las posibles partículas que empeoren nuestra alergia.

Por lo que en todo caso, sólo hemos  de evitar plantar las especies a las que presentamos una mayor sensibilidad y procurando plantar hembras, especialmente en el caso de aquellas especies que tenga diferenciados los sexos.

Imagen| Solylunafamilia

Leave a Reply

  

  

  


7 × dos =

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>